Somos los últimos toneleros artesanos de la Comunidad Valenciana. Los toneles han servido a lo largo de la historia para el almacenaje y transporte de líquidos, como agua, vinos y licores. También trigo, maiz, aceitunas y otros productos han sido algunos de sus huéspedes. Este útil recipiente actualmente sigue siendo igual de apreciado en las bodegas.

La calidad de un buen vino depende, en gran parte, de la madera con la que se ha fabricado el tonel, siendo la más habitual la de roble americano o francés.

Son toneles de la mejor calidad realizados con mucho esmero, esfuerzo y dedicación.

Veremos un taller de tonelerÌa en plena actividad y al artesano fabricando los toneles. También podremos visitar una pequeña exposición de herramientas utilizadas por los toneleros durante siglos y una pequeña bodega situada en el subterráneo del taller.